José Alfredo Otero.

Ciudad de México.

El primer turno que recuerdo de Richard Hidalgo, lo vi por televisión en la extinta señal de Radio Caracas Televisión (RCTV), durante el round robin de la campaña 92-93 y le conectó triple nada más y nada menos que al cerrador estrella de las Águilas del Zulia, Jay “La bala” Baller, pero después se le salió el ímpetu de novato, al venirse, para la goma, con batazo corto al jardín central, intentando anotar, pero fue retirado en el plato, con disparo de Eduardo Zambrano, a lo que hizo alusión José “Pepé” Delgado Rivero.

Sin duda aquel batazo, era una premonición de los que vendrían de Richard. La siguiente memoria que tengo de Hidalgo, es conversando, con mi papá en el dogout de la izquierda del estadio Universitario, previo a un juego entre los Navegantes del Magallanes ante los Tiburones de La Guaira, donde mi progenitor le preguntó ¿si era familia del lanzador de apellido Hidaldo (quien coronó por primera vez a Venezuela en las Pequeñas Ligas)? a lo que Richard, contestó que no, pero que sí había jugado, con su hermano.

Lo otro que recuerdo de Hidalgo, fue, cuando le dio dengue, y según el propio Richard, fue por la picadura de un mosquito en el parque de la Ciudad Universitaria. También viene a mi mente un partido que ganaron los “Turcos”, con un tiro a home de Hidalgo, en el cual, según el comentario de Dámaso Blanco, en la transmisión radial, Hidalgo, hizo las paces, con un abrazo, con el manager Tim Tolman, luego de haber tenido unos días antes un impase, por haberlo sustituido en un partido.

Pero sin duda la mejor memoria que tengo de Richard, fue su actuación en la final de la temporada 96-97, ante el eterno rival los Leones del Caracas, en especial en el cuarto juego de la misma, con cuadrangular ante el zurdo Omar Dall (https://www.youtube.com/watch?v=rKI1_s-7YPs), para erigirse, como el jugador más valioso de la serie, como al final fue. en el noveno campeonato navegante, y segundo ante los “Melenudos”, para ir de 2-2 en ese entonces.

Después de eso vino el ascenso de Hidalgo a las Grandes Ligas, su explosión ofensiva en Las Mayores, sus apariciones intermitentes en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), hasta su ausencia por tres campañas, su intento de regreso en la 2005-2006, hasta su vuelta definitivo, en la 2006-2007, donde volvió a mostrar su poderío a su máxima expresión de ahí en adelante, como la noche del cuatro de enero de 2007, con tres jonrones en un partido del round robin ante los Cardenales de Lara, y también a lo ancho y largo del mismo, que llevó a los “Eléctricos”, a la final de esa temporada.

Y en la zafra siguiente (2007-2008), se observó la máxima expresión de poder de Richard en Venezuela, con 13 cuadrangulares, incluido el que le conectó a Francisco Rodríguez (https://www.youtube.com/watch?v=9xSWj_8So3w), y en la dos siguientes se convirtió conectó 15 más, para convertirse, con los dos primeros de la 2009-2010, en el máximo jonronero histórico de los “Bucaneros”, con 43, dejando atrás nada más y nada menos que a Luis “Camaleón” García, hasta llegar a 56, con los cuatro que dio entre la 2010-2011 y 2011-2012, esta última en la que se retiró, cuando parecía que podía seguir bateando jonrones, récord que permanece vigente y que persigue y amenaza Mario Lissón, con 41 cuadrangulares, hasta el momento de escribir y publicar esto.

Foto: Béisbol New.

Un comentario en “Mis ídolos magallaneros: Richard Hidalgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s